Un mate misterioso

Antes de comenzar el tema de este mes, quiero saludar a todos mis nuevos compañeros del Club Alekhine de Espartinas y desear para todos una venturosa temporada nueva.
Comenzaré con una recomendable advertencia: Intente el lector resolver el problema, directamente desde el monitor de su ordenador.
A continuación, seguiremos con el suspense….
Los autores del entretenido libro “Ajedrez espectacular “: Aldo Haik y Carlos Fornasari; cuentan un relato; que tanto mi memoria como yo, hemos trastocado en la forma pero no en el fondo:
A intempestivas horas de la noche (pongamos por ejemplo las dos de la madrugada), el estridente sonido de una llamada telefónica, rompe el silencio de la noche y el sueño del señor Lucien Duval. Éste, desganado y soñoliento, atiende a la llamada.
- Hola, qué desea?
- Buenos días Duval, sal de la cama y vete al 28 de la calle Chappe, 7º piso, hasta pronto y buena suerte.
Mientras leía este relato, deduje con dificultad, que el señor Duval era al mismo tiempo: dirigente, atrevido y tenaz, pues rápidamente saltó de la cama y sin saber exactamente cómo ni por qué, se puso en marcha a resolver el enigma.
Era también, si mal no recuerdo, intuitivo; pues sin haber oído hablar de la calle Chappe, atravesó todo París y todo el frío de esa noche; hasta llegar al sitio exacto del misterio.
En el corazón de una iluminada habitación, encontró una mesa con un tablero de ajedrez sobre ella y una silla. Dos cosas le llamaron la atención a Lucien Duval, en primer lugar, como buen jugador, se fijó en la posición que había en el tablero y en segundo lugar, observó y leyó una nota escrita sobre un papel que decía: las blancas juegan y dan mate en una jugada.
Al terminar de leer la nota, Lucien Duval se dejó llevar por la ira.
- ¿Pero cómo han osado llamarme para esto?, ¿piensan que un jugador como yo, no será capaz de resolver un simple mate en una?-
Cuando el señor Duval, ya mas calmado se sentó en la silla para resolver el problema….. ¡se puso aún mas iracundo!, pues no fue capaz de resolver el misterioso mate en una.
Como ya estaréis hartos de tanto misterio y querréis resolver el sencillo problema….. ahí va la posición, sólo una advertencia más: No sigáis leyendo sin resolver el problema. Recordad que debéis resolverlo, mirando el monitor.
Mate en una
Juegan blancas y dan “mate” en una jugada.
Lucien Duval, abatido y sin resolver el problema, quedó dormido ante el tablero. Tuvo un sueño durante el cual, una bella y angelical dama de sutilísima inteligencia, le dijo:
- Lucien, has caído en una trampa, el tablero está embrujado, copia la posición y vete a casa y sólo cuando coloques las piezas, resolverás el problema.
La joven desapareció con el sueño. Lucien Duval, regresó a casa y al colocar las piezas tal como las había anotado, resolvió el enigmático problema, al tiempo que maldijo su poca capacidad de observación.
- ¡Qué estúpido soy!, ¿desde cuándo se juega al ajedrez con nueve peones por bando?
Efectivamente, al colocar las piezas, observó perplejo que su juego, sólo contenía ocho peones blancos, le faltaba uno por tanto. También descubrió nuestro ajetreado personaje, que al quitar aleatóriamente del tablero cualquier peón, se producía un nuevo mate en una jugada. De esta forma, como ya averiguó nuestro sorprendido héroe, existen nueve mates distintos en una jugada. Por ejemplo, si retiramos el peón de a3, sigue Da2 mate; si es el de b7, el mate se produce con Dxd7 y así sucesivamente.
Como ya tengo un poco de sueño, me despido atentamente de vosotros, mis nuevos y admirados compañeros…. Por cierto, ¡ojalá! me asista siempre en mis sueños, esa bella angelical y sutil dama.
Banner Espartinas
Banner FSA
Banner FADA






 


Si deseas contactar con nosotros rápidamente...

Copyright © Club de Ajedrez Alekhine - Sitio web desarrollado por Andrés Macías Jiménez